El competidor Rodrigo Giménez llegó a la gran final de Mundos Opuestos, sobrellevó los 5 meses de encierro dentro de la casa más famosa del país, y se consagró como subcampeón de la competencia. Tras un par de días de haber culminado el reality que dividió a un país en dos equipos, el Infinito y el Eternidad,  haber recuperado su libertad, él habló sobre su experiencia en Mucho Gusto.

Rodrigo contó a Toto y Lali, que se encuentra feliz de estar libre y que para él fue una muy buena experiencia haber participado de Mundos Opuestos, aunque confesó que extraña mucho la casa, al igual que a sus compañeros, con los que también convivió encerrados y a quienes los que calificó de “familia”.

Sobre su futuro, Rodrigo mencionó que espera seguir trabajando en promociones y ser imagen de marcas, como también seguir estando en televisión. Además confesó, que si tiene tiempo suficiente, le encantaría estudiar gastronomía. En cuanto a su relación con la modelo Ana Rojas, confesó que incluso ya están viviendo juntos.

Mucho Gusto, lunes a viernes desde las 8:30 hs. por la RPC.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here